VENTAJAS:

Las lentes polarizadas evitan los brillos y reflejos indeseados que proceden de superficies generalmente brillantes como el agua, la nieve, la arena de la playa o la carretera.

Además nos permite tener una mejor percepción de los colores. 

Por lo tanto son muy indicadas para pescar, ir la la playa, a la nieve o conducir.

DESVENTAJAS:

Una gafa polarizada sobre otra lámina polarizada se contrarrestan e impiden pasar la luz, por lo que posiblemente lo veremos todo negro. 

Por ejemplo, los smartphones tienen una lámina polarizada y cuando lo giramos veremos en negro.

Algunos coches tienen los cristales polarizados y cuando ponemos nuestras gafas polarizadas es normal ver unas marcas en ellos.